Mostrando entradas con la etiqueta MUJER. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta MUJER. Mostrar todas las entradas

martes, 7 de noviembre de 2017

Las españolas trabajarán "gratis" desde el miércoles hasta que llegue 2018

La brecha salarial en España es del 14,9%, según los datos provisionales de 2015 publicados por el último informe Eurostat, lo que implica que su salario por hora de trabajo equivale a prácticamente un 15% menos que el de los trabajadores varones

Unidos Podemos presenta la ley para acabar con la discriminación retributiva


La brecha salarial en España es del 14,9%, según los datos provisionales de 2015 publicados por el último informe Eurostat, lo que implica que su salario por hora de trabajo equivale a prácticamente un 15% menos que el de los trabajadores varones. El cálculo implica, según denuncia UGT, que al final del año las mujeres con empleo trabajan "gratis" un total de 54 días al año, que es lo que quedará para que termine el año desde el próximo miércoles 8 de noviembre.

El porcentaje de brecha salarial de España sitúa al país en el undécimo puesto entre los países con menos brecha salarial de la UE, por debajo de la media europea, del 16,3%. No obstante, está lejos del 5,5% que registran Italia y Luxemburgo, así como de países como Rumanía (5,8%), Bélgica (6,5%), Polonia (7,7%) o Eslovenia (8,1%).

Otros países como Reino Unido (20,8%), Austria (21,7%), Alemania (22%), República Checa (22,5%) y Estonia (26,9%) ocupan los últimos puestos de la lista europea, como los países con una brecha salarial porcentualmente superior, según los datos del informe de la UE.

No obstante, desde el año anterior la media de la brecha salarial europea se ha reducido del 16,7% al 16,3%, mientras que en España no se ha producido ninguna variación, según los datos del informe.

Por ello, el sindicato ha puesto en marcha una campaña bajo el título 'Yo trabajo gratis', con la que quiere llamar la atención sobre la "discriminación por razón de sexo, que tiene una repercusión severa en los salarios de la mujeres y que va a acentuarse más allá de su vida de laboral, durante su etapa de jubilación".

Según explica UGT, la brecha salarial de género provoca que haya mujeres que, pese a que han tenido un empleo a lo largo de toda su vida, presenten "un elevado índice de situarse por debajo de los umbrales de pobreza".

Asimismo, ha exigido al Gobierno que "active todos los mecanismos posibles para hacer cumplir la Constitución Española" en lo referente a la igualdad entre hombres y mujeres y que introduzca en la legislación española la definición de "trabajo de igual valor", tal y como recomienda la Comisión Europea.

Por último, ha pedido a los grupos políticos que se sumen a la campaña para eliminar una brecha salarial que, según indica, "ha intensificado en los últimos diez años, ante la inexistencia de políticas de igualdad" eficaces para ponerle fin.

La brecha media global, en el 23%
Los países de la UE están, aún así, por debajo de la media global en la problemática de la brecha salarial, que a nivel global se sitúa en un 23%, según datos de la ONU recogidos por la empresa de recursos humanos Hays.

"Según la OIT, la brecha salarial global se encuentra actualmente en el 23%, y no será hasta 2087 cuando hombres y mujeres reciban un salario igual por el mismo trabajo", recuerdan desde la compañía.

En el caso de España, la Encuesta Anual de Diversidad de Género en el trabajo que realiza la empresa indica que parte de la brecha salarial en España se debe a la "poca diversidad" de la estructura laboral en España. Así, aún cuando las mujeres expresan "tener la misma ambición que los hombres" desde el punto de vista laboral, el 82% de los puestos de dirección sigue "copado por profesionales masculinos" y el 68% de los encuestados afirma que su superior inmediato es un hombre, según los resultados del estudio.

"Este hecho podría ser una explicación para la brecha salarial: la menor presencia de mujeres en puestos de mayor rango, y por ende mejor pagados, debido, en parte, a que la maternidad ralentiza el progreso de su carrera", afirman los responsables de la investigación.

Junto con estos motivos, señalan también la mayor presencia de mujeres en empleos a tiempo parcial y en sectores peor remunerados, como el sector del comercio minorista, el cuidado o el ocio, frente a otros mejor remunerados como los sectores financieros o de infraestructuras como construcción, electricidad, petróleo o gas, en los que la presencia de hombres es mayoritaria.

Contra la desigualdad, transparencia
En todo caso, la compañía señala que en algunos países se están impulsando iniciativas que facilitan la homologación salarial entre hombres y mujeres mediante medidas como la transparencia salarial, que impulsa a las empresas a actuar "con mayor celeridad" en la corrección de posibles desigualdades entre hombres y mujeres.

"Ya se están aplicando en países como Bélgica o Austria, y en Estados Unidos el ex presidente Barack Obama propuso una iniciativa similar antes de dejar el cargo. Es necesario seguir avanzando en desarrollar y aplicar medidas que fomenten la igualdad para que no tengan que pasar 70 años hasta igualar la brecha salarial", piden desde la empresa. 


viernes, 12 de mayo de 2017

CUSTODIA COMPARTIDA: ¡¡¡IMPUESTA NO!!!

Ante las noticias de que el gobierno pretende reactivar el borrador de proyecto de ley para establecer la custodia compartida impuesta como medida habitual, desde el Área Federal de la Mujer, os remitimos comunicación/nota de prensa, solicitando la mayor difusión posible interna y externa.

Maite Mola Sainz
Coordinadora de la Permanente Área Federal Mujer IU
__________________________________________


EL GOBIERNO PRETENDE ESTABLECER COMO PREFERENTE LA CUSTODIA COMPARTIDA IMPUESTA.

En los últimos días, algunos medios de comunicación se han hecho eco de la existencia de un borrador de Proyecto de Ley, elaborado por el Gobierno, con la intención de convertir la custodia compartida impuesta en una medida habitual y generalizada

El Área Federal de la Mujer de Izquierda Unida quiere mostrar su rechazo a esta medida que pretende imponer la custodia compartida de hijos e hijas, aun cuando no exista mutuo acuerdo entre sus progenitores.

Maite Mola, Coordinadora de la Permanente Federal del Área, entiende que “la custodia compartida solo es viable en aquellos casos en que existe un acuerdo de cooperación entre las partes, en caso contrario, pensamos que sus efectos son muy negativos para la autonomía y derechos de las mujeres”, ya que se obliga a las mujeres a mantener una forma de relación con el padre de sus hijos/as que pueden no desear, produce una situación de inestabilidad muy perjudicial para los/las menores y favorece a aquellos maltratadores que quieran imponer su presencia en la vida de sus ex-parejas (recordemos que muchas mujeres no denuncian las situaciones de maltrato esperando que el divorcio les permita el alejamiento del maltratador), a la vez que supone un grave peligro para la integridad física de los/las menores.

La custodia compartida es una buena opción, siempre que sea aceptada libremente y de mutuo acuerdo por los dos cónyuges; pero es inaceptable y nociva cuando es una medida impuesta.

Desde Izquierda Unida, hemos manifestado con nitidez nuestra postura desde el programa electoral del año 2012 “IU no colaborará y no permitirá, ni por acción ni por omisión, con su voto la imposición de la Custodia Compartida como preferente, en ningún desarrollo legislativo o reglamentario”; coincidimos con la mayoría de las organizaciones feministas, en que la custodia compartida impuesta es un retroceso en los avances logrados por las mujeres.

Como la Coordinadora del Área Federal del Área ha manifestado con rotundidad “si el Gobierno pretende seguir atentando contra los derechos de las mujeres, se encontrará con una respuesta contundente en las instituciones y en las calles”


miércoles, 25 de enero de 2017

MACHISMOS LOCALES

Los cargos públicos deben ser conscientes de que representan a toda la población tanto a sus votantes, como a los que nunca les votarían y dejar a su paso por las instituciones huellas de corrección en el trato y respeto hacia sus compañeros y compañeras tanto de partido como de oposición.

Ahora nos despertaremos del sueño y bajaremos al día a día de las mujeres en Malpica de Tajo y allí nos encontramos con que su alcalde (un señor de largo y variado recorrido político), no solo excluye a las vecinas en las ofertas PUBLICAS de empleo, ningunea el trabajo de las empleadas del ayuntamiento, amenaza a las mujeres de baja maternal e insulta y menosprecia a la representante y portavoz de IU a la mas mínima ocasión, también firma bandos con faltas de ortografía como excusa para tapar su machismo. Su comportamiento se sale del caciquismo rancio para instalarse directamente en el machismo rancio, un machismo siempre encaminado a ofender y atacar a mujeres, dudando de su trabajo, de su capacidad e incluso de sus derechos ya que ha amenazado con descontar del sueldo de la trabajadora de baja maternal, lo que cueste su sustitución.

Lo pasmoso, lo terrible, lo vergonzoso del caso es que este comportamiento no es único, es habitual, está refrendado por su partido (su silencio así lo indica) y a la sociedad en general no le resulta repugnante.

Isabel Álvarez
Responsable del Área de Mujer

lunes, 16 de enero de 2017

Rosa Luxemburgo, la rosa roja del socialismo

Espada y llama de la revolución, su nombre quedará grabado en los siglos como el de una de las más grandiosas e insignes figuras del socialismo internacional


Mehring dijo una vez que Luxemburgo era “la más genial discípula de Carlos Marx”. Brillante teórica marxista y polemista aguda, como agitadora de masas lograba conmover a grandes auditorios obreros. Uno de sus lemas favoritos era “primero, la acción”, estaba dotada de una fuerza de voluntad arrolladora. Una mujer que rompió con todos los estereotipos que en la época se esperaban de ella, vivió intensamente su vida personal y política.

Era muy pequeña cuando su familia se muda desde la localidad campesina de Zamosc hacia Varsovia, donde transcurre su niñez. Rozalia sufrió una enfermedad de la cadera, mal diagnosticada, que la deja convaleciente durante un año y le produce una leve renguera que dura toda su vida. Perteneciente a una familia de comerciantes, siente en carne propia el peso de la discriminación, como judía y como polaca en la Polonia rusificada.

La actividad militante de Rosa comienza a los 15 años, cuando se integra al movimiento socialista. Según su biógrafo P. Nettl, tenía esa edad cuando varios dirigentes socialistas fueron condenados a morir en la horca, algo que impactó profundamente en la joven estudiante. “En su último año de escuela era conocida como políticamente activa y se la juzgaba indisciplinada. En consecuencia, no le concedieron la medalla de oro por aprovechamiento académico, a la que era acreedora por sus méritos escolares. Pero la alumna más sobresaliente en los exámenes finales no solo era un problema en las aulas; para entonces era, de seguro, un miembro regular de las células subsistentes del Partido Revolucionario Proletariado”.

Alertada de que había entrado en el foco de la policía, Rosa emprende una huida clandestina hacia Zúrich, donde se convierte en dirigente del movimiento socialista polaco en el exilio. Allí conoce a Leo Jogiches, quien será amante y compañero personal de Rosa durante muchos años, y su camarada hasta al final.

Después de graduarse como Doctora en Ciencias Políticas -algo inusual para una mujer en ese entonces-, finalmente decide trasladarse a Alemania para integrarse en el SPD, el centro político de la Segunda Internacional. Allí conoce a Clara Zetkin, con quien sella una amistad que dura toda la vida.

La batalla por las ideas
En Berlín desde 1898, Rosa se propone medir sus armas teóricas con uno de los integrantes de la vieja guardia socialista, Eduard Bernstein, quien había comenzado una revisión profunda del marxismo. Según él, el capitalismo había logrado superar sus crisis y la socialdemocracia podía cosechar victorias en el marco de una democracia parlamentaria que parecía ensancharse crecientemente, sin revoluciones ni lucha de clases.  El “debate Bernstein” sumó muchas plumas, sin embargo, fue Rosa Luxemburgo quien desplegó la refutación más aguda en el folleto “Reforma o Revolución”.  

La Revolución Rusa de 1905, la primera gran explosión social en Europa después de la derrota de la Comuna de París, fue sentida como una bocanada de aire fresco por Luxemburgo. Escribió artículos y recorrió mítines como vocera de la experiencia rusa en Alemania, hasta que logra introducirse de forma clandestina en Varsovia para participar de forma directa en los acontecimientos. Es el “momento en que la evolución se transforma en revolución”, escribe Rosa. “Estamos viendo la Revolución Rusa, y seríamos unos asnos si no aprendiéramos de ella”.

La Revolución de 1905 abrió importantes debates que dividieron a la socialdemocracia. En esta cuestión, Rosa Luxemburgo coincidía con Trotsky y Lenin frente a los mencheviques, defendiendo que la clase trabajadora tenía que jugar un papel protagónico en la futura Revolución Rusa, enfrentada a la burguesía liberal. El debate sobre la huelga política de masas atravesó a la socialdemocracia europea en los años que siguieron. El ala más conservadora de los dirigentes sindicales en Alemania negaba la necesidad de la huelga general mientras que el “centro” del partido la consideraba como una herramienta únicamente defensiva, válida para defender el derecho al sufragio universal. Rosa Luxemburgo cuestiona el conservadurismo y el gradualismo de esa posición en su folleto “Huelga de masas, partido y sindicatos”, escrito desde Finlandia en 1906. Este debate reaparece hacia 1910, cuando Luxemburgo polemiza directamente con su anterior aliado, Karl Kautsky.

Socialismo o regresión a la barbarie
La agitación contra la Primera Guerra Mundial es un momento crucial en su vida, un combate contra la defección histórica de la socialdemocracia alemana que apoya a su propia burguesía, en contra de los compromisos asumidos por todos los Congresos socialistas internacionales.

En su biografía, Paul Frölich señala que cuando Rosa se entera de la votación del bloque de diputados del SPD, cae por un momento en una profunda desesperación. Pero, como mujer de acción que era, rápidamente responde. El mismo día que se votaban los créditos de guerra, en su casa se reunían Mehring, Karski y otros militantes. Clara Zetkin envía su apoyo y poco después se suma Liebcknecht. Juntos editan la revista La Internacional y fundan el grupo Spartacus.

En 1916 Rosa Luxemburgo publica “El folleto de Junius”, escrito durante su estadía en una de las tantas prisiones que se han transformado en residencia casi permanente. En este trabajo plantea una crítica implacable a la socialdemocracia y la necesidad de una nueva Internacional. Retomando una frase de Engels, Luxemburgo afirma que si no se avanza hacia el socialismo solo queda la barbarie. “En este momento basta mirar a nuestro alrededor para comprender qué significa la regresión a la barbarie en la sociedad capitalista. Esta guerra mundial es una regresión a la barbarie.”

En mayo de 1916, Spartacus encabeza un mitin del 1 de mayo contra la guerra, donde Liebknecht es arrestado, pero su condena a prisión provoca movilizaciones masivas. Se anuncia un tiempo nuevo.

1917: atreverse a la revolución
La revolución rusa de 1917 encontró en Rosa Luxemburgo una firme defensora. Sin dejar de plantear sus diferencias y críticas sobre el derecho a la autodeterminación o acerca de la relación entre la asamblea constituyente y los mecanismos de la democracia obrera --sobre esta última cuestión cambia de posición después de salir de la cárcel en 1918--, Luxemburgo escribe que “los bolcheviques representaron todo el honor y la capacidad revolucionaria de que carecía la socialdemocracia occidental. Su Insurrección de Octubre no sólo salvó realmente la Revolución Rusa; también salvó el honor del socialismo internacional.”

Cuando la sacudida de la revolución rusa impacta directamente en Alemania en 1918 con el surgimiento de consejos obreros, la caída del káiser y la proclamación de la República, Rosa aguarda impaciente la posibilidad de participar directamente de ese gran momento de la historia.

El Gobierno queda en manos de los dirigentes de la socialdemocracia más conservadora, Noske y Ebert, dirigentes del PSD --este partido se había escindido con la ruptura de los socialdemócratas independientes, el USPD--. En noviembre de ese año, el gobierno socialdemócrata llega a un pacto con el Estado mayor militar y los Freikorps para liquidar el alzamiento de los obreros y las organizaciones revolucionarias. Rosa y sus camaradas, fundadores de la Liga Espartaco, núcleo inicial del Partido Comunista Alemán desde diciembre de 1918, son duramente perseguidos.

El 15 de enero, un grupo de soldados detuvieron a Karl Liebknecht y a Rosa Luxemburgo cerca de las nueve de la noche. Rosa "llenó una pequeña valija y tomó algunos libros”, pensando que se trataba de otra temporada en la cárcel.  Enterado del arresto, el gobierno de Noske dejó a Rosa y a Karl en manos de los enfurecidos Freikorps --cuerpo paramilitar de exveteranos del ejército del Kaiser--. Se organizó una puesta en escena: al salir de las puertas del Hotel Eden, los dirigentes Espartaquistas fueron golpeados en la cabeza con la culata de un rifle, arrastrados y rematados a tiros. El cuerpo de Rosa fue tirado al río desde el puente de Landwehr a sus sombrías aguas. Fue encontrado tres meses después.

Un año antes, en una carta desde la prisión dirigida a Sophie Liebknecht, en la víspera del 24 de diciembre de 1917, Rosa escribía con un profundo optimismo sobre la vida: "Es mi tercera navidad tras las rejas, pero no lo tome a tragedia. Yo estoy tan tranquila y serena como siempre. (…) Ahí estoy yo acostada, quieta y sola, envuelta en estos múltiples paños negros de las tinieblas, del aburrimiento, del cautiverio en invierno (...) y en ese momento late mi corazón con una felicidad interna indefinible y desconocida. (…) Yo creo que el secreto no es otra cosa más que la vida misma: la profunda penumbra de la noche es tan bella y suave como el terciopelo, si una sabe mirarla.”

Clara Zetkin, tal vez quien más la conocía, escribió sobre su gran amiga y camarada Rosa Luxemburgo, compartiendo ese optimismo después de su muerte: “En el espíritu de Rosa Luxemburgo el ideal socialista era una pasión avasalladora que todo lo arrollaba; una pasión, a la par, del cerebro y del corazón, que la devoraba y la acuciaba a crear. La única ambición grande y pura de esta mujer sin par, la obra de toda su vida, fue la de preparar la revolución que había de dejar el paso franco al socialismo. El poder vivir la revolución y tomar parte en sus batallas, era para ella la suprema dicha (…) Rosa puso al servicio del socialismo todo lo que era, todo lo que valía, su persona y su vida. La ofrenda de su vida, a la idea, no la hizo tan sólo el día de su muerte; se la había dado ya trozo a trozo, en cada minuto de su existencia de lucha y de trabajo. Por esto podía legítimamente exigir también de los demás que lo entregaran todo, su vida incluso, en aras del socialismo. Rosa Luxemburgo simboliza la espada y la llama de la revolución, y su nombre quedará grabado en los siglos como el de una de las más grandiosas e insignes figuras del socialismo internacional”.


Josefina L. Martínez es historiadora y periodista. Pertenece a la redacción de La Izquierda Diario y es miembro del Colectivo Burbuja.

AUTORA: Josefina L. Martínez

JUNTO A LAS TRABAJADORAS DE OPTIMAL CARE


Las trabajadoras de Optimal Care siguen movilizándose en defensa de sus derechos. Hoy han bajado a apoyar @AhoraGuada y @AGProvincial





miércoles, 4 de enero de 2017

ECONOMÍA DEL CUIDADO


Si se pregunta a diversas personas, cuya profesión no sea la economía, por la definición del concepto de trabajo, lo más probable es que las respuestas no sean fáciles e inmediatas y, además, se obtenga una variada gama de posibilidades que abarquen aspectos tales como actividad, tiempo, energía, cansancio, dinero, necesidades, reproducción, subsistencia, etc. Pero, si el mismo ejercicio se realiza con estudiantes de economía que lleven cursada la mitad de la carrera, entonces lo más probable es que, sin lugar a muchas dudas, la respuesta sea rápida y precisa: trabajo es toda actividad que se intercambia por dinero. Esta posibilidad de respuestas distintas nos lleva a una primera reflexión. Si el trabajo es la actividad básica de mujeres y hombres, que se ha tenido que realizar desde nuestros orígenes históricos para poder subsistir, que es parte de la vida misma de todas las personas, ¿cómo es posible que para la mayoría de las personas su definición presente tantas ambigüedades y, en cambio, para los estudiantes  de economía el concepto sea tan claro? ¿Qué ha sucedido para que una idea tan compleja haya devenido en la economía en una definición tan precisa como estrecha?

martes, 13 de diciembre de 2016

La violencia sexual es también violencia de género

1 de cada 3 mujeres han vivido situaciones de violencia física y sexual en Europa

En un contexto en que las noticias sobre violencia hacia las mujeres con componente sexual llenan los titulares de los periódicos –recordemos las violaciones múltiples de Pamplona y Córdoba- las 13 organizaciones firmantes solicitan el reconocimiento de esta conducta como violencia de género a todos los efectos, cuando se conmemora mañana el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

¿Qué es la violencia sexual y por qué es necesario hablar de ella?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) incluye en esta definición cualquier acto dirigido contra la sexualidad de una persona y comprende situaciones como tocamientos, roces, agresiones, acoso sexual callejero, exhibicionismo o violaciones. Es una de las manifestaciones de la violencia de género más extendida e invisible y afecta a las mujeres a lo largo de todo su ciclo vital, tanto en el espacio público como en sus relaciones íntimas: 1 de cada 3 mujeres han vivido situaciones de violencia física y sexual en todas las regiones del mundo, incluida Europa Occidental.

La encuesta de la Agencia Europea de Derechos Fundamentales refleja que unas 3,7 millones de mujeres en la Unión Europea han experimentado alguna forma de violencia sexual durante los 12 meses previos a la realización de las entrevistas en el año 2014. Aproximadamente 1 de cada 4 mujeres que tienen o han tenido relación con un hombre han sufrido violencia física y/o sexual por parte de su pareja.

Las manifestaciones que en la actualidad son reconocidas como violencia sexual son: el acoso sexual, las agresiones sexuales (incluido el abuso sexual), la mutilación genital femenina, la trata con fines de explotación sexual, los matrimonios forzados y la vulneración de los derechos sexuales y reproductivos, junto con aquellos comportamientos vinculados con la cosificación de los cuerpos de las mujeres.

España: falta de información y falta de servicios de atención

En España no existen investigaciones públicas en profundidad ni se recogen datos sobre violencia sexual hacia las mujeres de manera sistemática. Aún así, sabemos que durante el periodo 2011-2014, el 85% de las víctimas de estos delitos en nuestro país (27.730) fueron mujeres y niñas, aunque esta cifra sólo se refiere a las agresiones denunciadas, que se estima que suponen apenas un 10% de las totales. Esta falta de datos invisibiliza aún más el problema.

Por otro lado, es importante recordar que la violencia sexual queda excluida de la Ley Orgánica 1/2004, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género. Esta situación deja a las supervivientes o potenciales víctimas en una situación de desprotección, pues no existe un marco normativo que garantice sus derechos, a la vez que expone a las mujeres que sufren acoso o agresiones sexuales por parte de su pareja o expareja a una situación de indefensión jurídica.
En cuanto a la atención a las mujeres afectadas, es vital reseñar que de las 17 comunidades autónomas que conforman el Estado español, sólo 9 disponen de recursos públicos para víctimas de violencia sexual de género (Andalucía, Madrid, Extremadura, Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Cataluña y Valencia). A nivel estatal, no hay un solo centro público de emergencias (24h/7días) especializado en situaciones de violencia sexual. En algunas de las regiones los servicios no están garantizados, sino que son iniciativas privadas dependientes de subvenciones públicas. 

Esta situación genera desigualdad territorial y no garantiza estándares mínimos en todo el Estado. Por todo esto, consideramos que frente a la violencia sexual, hay una escasa respuesta institucional y ausencia de políticas públicas para combatirla.

El Convenio del Consejo de Europa sobre Prevención y Lucha contra la Violencia hacia las Mujeres y la Violencia Doméstica, conocido como Convenio de Estambul, exhorta a los Estados parte a establecer medidas para la prevención, protección y reparación de las mujeres, niños y niñas víctimas de violencia sexual, así como a la persecución de dicha violencia. Aunque está vigente en España desde el 1 de agosto del 2014 y es de obligatorio cumplimiento, las entidades sociales desconocemos cuáles son las medidas que se están llevando a cabo para su implementación. 

Colectivos especialmente vulnerables

Existen colectivos que por su especial vulnerabilidad están más expuestos a sufrir violencia sexual, como las niñas, las jóvenes, las mujeres transexuales, mujeres mayores, migrantes –en especial aquellas en situación administrativa irregular-, las empleadas de hogar, mujeres con diversidad funcional o aquellas sin hogar o con adicción a drogodependencias.

¿Qué pedimos? 

Un cambio de visión sobre la violencia de género que incorpore la violencia sexual como eje actual de dominación. Eso implica cambios legislativos (penal y ley integral), educativos, y en la regulación de la publicidad, entre otros aspectos. En concreto, solicitamos:

- Revisar la legislación sobre la violencia de género, a fin de incluir otras formas de violencia hacia las mujeres, haciendo especial hincapié en la violencia sexual.
- Recopilar y publicar datos estadísticos de manera sistemática sobre la violencia sexual, prestando especial atención a cómo ésta afecta a los colectivos más vulnerables.
- Impulsar un mecanismo estatal de coordinación que asegure la implementación de la legislación vigente y sirva de cauce de interlocución con las entidades sociales y la sociedad civil. 
- Diseñar planificación normativa que especifique la situación de partida, objetivos, actuaciones, presupuestos, indicadores y calendario previsto para implementar una política integral sobre la violencia sexual hacia las mujeres en el Estado Español. Deberá incluir la elaboración de protocolos de actuación y el desarrollo de una red integral de atención a las víctimas, así como la formación especializada de los agentes sociales implicados. 

Aprovechando la oportunidad que nos brinda la existencia de un Pacto de Estado contra la Violencia de Género, las entidades nos ofrecemos a iniciar un diálogo en el que poder ofrecer nuestra experiencia, nuestro conocimiento profundo y nuestra forma integral entender la problemática de la violencia sexual.


jueves, 24 de noviembre de 2016

ESTAREMOS EN LAS CALLES NO EN EL PARIPÉ INSTITUCIONAL

Mañana viernes 28 de noviembre, es el Dia Internacional para la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres. Como cada año hay un acto institucional organizado por las tres administraciones (central, autonómica y local) y como hemos hecho en los últimos IU no va a asistir, porque no vamos a legitimar el paripé en que se han convertido estos actos, vaciando de contenido, el carácter reivindicativo, de lucha y compromiso que debería ser. Donde los que gobiernan se dan golpes de pecho, mientras con la otra mano firman recortes, reformas laborales, reducen presupuesto en políticas de igualdad…… 

En definitiva que no vamos a asistir, y como en otras ocasiones estaremos en el acto institucional, pero en la calle, repartiendo nuestro manifiesto a la gente y explicando nuestra postura.

Por lo que a todas y todos los que queráis y podáis venir a echarnos una mano, os esperamos a las 11:30 horas frente al edificio de la delegación de la Junta de Comunidades, en la Plaza del Jardinillo de Guadalajara.




25 de Noviembre de 2016 

Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres

La política y la cultura patriarcal es la responsable de que las mujeres sigamos soportando una violencia que no cesa. El neoliberalismo se ha convertido en correa de transmisión de los poderes fácticos, la socialdemocracia ha investido al capitalismo más feroz. Por eso, la izquierda tiene que reivindicar, con mucha más fuerza, que la violencia contra las mujeres es una prioridad política y no una nota irrelevante de los discursos.

No sólo el trágico balance de asesinatos en lo que llevamos de año en nuestro país, demuestra que la violencia sexista sigue asentada como parte normalizada de la “convivencia”; sino que los datos específicos y concretos de manifestaciones violentas contra las mujeres, nos llevan a concluir que los gobiernos no responden adecuadamente contra esta lacra. La violencia agrede la vida de las mujeres en todos los espacios, en todas las situaciones sociales, territoriales, culturales, incluso económicas. La violencia recorre nuestras vidas; el uso de nuestros cuerpos (explotación sexual, prostitución, vientres de alquiler,..), incluso algunos, pretenden regularlo y normalizarlo.

Las instituciones y a los gobiernos, tienen que darse por enterados: no basta con Declaraciones Institucionales, tienen que hacer políticas reales y efectivas por la igualdad y contra la violencia de género. Tienen que destinar esfuerzos y presupuestos suficientes para, que social e institucionalmente, exista Tolerancia Cero contra la desigualdad y la violencia contra las mujeres.

Sólo una sociedad fundamentada y asentada en la igualdad real, impediría que la crisis económica pudiera servir de pretexto o explicación de que en todos los lugares del mundo, las mujeres sigamos teniendo menores salarios en iguales trabajos y menos oportunidades; que la mayoría de las responsabilidades domésticas y de cuidados recaigan sobre nosotras; que la representación en los ámbitos públicos sea todavía hoy noticia; que la Historia siga siendo contada de forma sesgada y que el reconocimiento de nuestras aportaciones, siga escondido en sus rincones; que la cosificación de las mujeres con fines comerciales esté patentada; que la explotación sexual de mujeres y niñas esté permitida como forma de riqueza y que la feminización de la pobreza siga siendo un marcador de la desigualdad.

El feminismo es imprescindible en una alternativa política global e integradora, en la que los seres humanos tienen la posibilidad de vivir y convivir bajo los modelos de libertad, respeto, justicia e igualdad. 

Desde IU defendemos ese modelo de sociedad. Desde IU seguimos y seguiremos luchando porque el principio de igualdad sea un objetivo irrenunciable al que la izquierda real y transformadora ni quiere ni puede renunciar.

¡BASTA de VIOLENCIA contra las MUJERES!

martes, 22 de noviembre de 2016

POR UNA SOCIEDAD LIBRE DE VIOLENCIA MACHISTA


El próximo viernes es 25 de Noviembre, Día Internacional para le Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres. Como es habitual desde el Área Federal de Izquierda Unida se lanza una campaña reivindicativa y de sensibilización.

Compartimos con vosotr@s el manifiesto y un banner para que les deis difusión por los medios que dispongáis.

Un saludo

Maite Mola Sainz
Coordinadora de la Permanente Área Federal Mujer IU


martes, 15 de noviembre de 2016

CALLES MACHISTAS, por Bea Rubio


“Vivo a menos de diez minutos de la parada del tren y se me hacen eternos. Cuando veo los faros de un coche no sé si me tranquiliza o me pone más nerviosa, y cuando escucho pasos, sólo me siento menos insegura si veo que es otra mujer. Que seguramente se sentirá como yo. Algunos pensaréis que exagero. Y ojalá lo hiciese”.

Esto es lo que escribí en Twitter después de publicar, sobre las diez de la noche, dos imágenes del camino que he de hacer desde el tren a mi casa. Estas fotos acompañaban al siguiente tuit: las chicas, por desgracia, entenderéis estas imágenes.

El tuit ha tenido bastante difusión, lo que me lleva por una parte a alegrarme de que se visibilice y se de a conocer un poco más el miedo que pasamos las mujeres en situaciones aparentemente tan simples como la que yo contaba. Pero sobre todo me provoca tristeza al saber que, desgraciadamente, somos muchas. Somos demasiadas.

Angustia, miedo, estrés, son algunas de las cosas que muchas chicas han comentado con respecto a las imágenes. Eso es lo que les evocaban. Otras contaban cómo lo pasan ellas: “agarrar el bolso, acelerar el paso, mirar hacia atrás… Toda la vida haciendo lo mismo”. Otras reconocen que llevan las llaves en un puño para, en caso de peligro, utilizarlas como arma. Incluso mencionaban el spray de autodefensa o spray de pimienta. Sí, ese que pensamos que sólo existe en las películas.

Pero, como no podía ser menos, aparecieron los machos. ¿Para qué? Para recordarnos a todas que simplemente se trata de una calle vacía y oscura y que ellos también tienen miedo de que alguien les robe. Bueno, yo tengo miedo de que me roben, pero ante todo tengo miedo de que un hombre intente agredirme, excederse, abusar de mí e incluso matarme si no consigue lo anterior. Podría contar experiencias propias, igual que muchas mujeres.

Cuando a estos chicos se les habla de por qué tenemos miedo, contestan que eso también puede pasarle a ellos. ¿De verdad tantos hombres han ido a vosotros para intentar alguna de las cosas que he comentado anteriormente? ¿De verdad tantos hombres se han excedido o han tratado de abusar sexualmente de vosotros? Hablo de hombres porque es a quienes nosotras tenemos miedo de encontrarnos en una calle oscura y solitaria, a un hombre. Y si son un grupo, todavía peor.

Por otra parte también ha habido chicas que han dicho que no comprenden que sintamos miedo. Por ellas me alegro, porque significa que no han tenido ningún problema. Pero también me apena que no quieran quitarse la venda de los ojos. Espero de verdad que la formación, la información y el tiempo sea quien logre que ellas mismas sean quienes la hagan desaparecer, y no por la vía “práctica”.

Desde pequeñas nos dicen que intentemos no ir solas por la noche, y que si vamos con un amigo (hombre), mejor. Es decir, debemos ir acompañadas de un hombre para estar seguras de que otro hombre no va a intentar hacernos nada. No sé si somos conscientes de esto todavía.

No somos nosotras quienes debemos aprender a ir acompañadas, a no estar en la calle a ciertas horas, que es que parece que tenemos un toque de queda antiviolaciones, a no vestir de tal manera… sino que son los hombres quienes deben aprender no a acompañarnos, sino a dejarnos tranquilas.

“-¿Has llegado ya?
-Sí, es que se me ha olvidado avisarte.
-Qué susto, ya iba a llamarte.”

Algún día podremos dejar atrás estas conversaciones. No nos asusta la calle, nos asusta el machismo.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Isabel Salud pregunta al Gobierno por su planes para “erradicar la prostitución”

Isabel Salud pregunta al Gobierno por su planes para “erradicar la prostitución” incidiendo en la “penalización del prostituidor”.


La diputada de Izquierda Unida y coordinadora general de Ezker Anitza-IU plantea al Ejecutivo de Mariano rajoy si tiene previsto “incorporar esta prioridad en el Plan Integral de lucha contra la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual 2015-2018” La diputada de Izquierda Unida y coordinadora general de Ezker Anitza-IU, Isabel Salud, ha registrado una batería de preguntas en el Congreso dirigidas al Gobierno para conocer sus planes para “erradicar la prostitución” en nuestro país incidiendo en la “penalización del prostituidor”.

En concreto, entre las cuestiones concretas que plantea Salud al Ejecutivo del PP está conocer si entre sus objetivos está “erradicar la prostitución en España” y si, al menos, considera necesario “disminuir la demanda mediante la penalización del prostituidor, entre otras acciones, como establecen Naciones Unidas y el Parlamento Europeo”.

De ahí que pregunte también al Gobierno de Mariano Rajoy si tiene previsto “incorporar esta prioridad en el Plan Integral de lucha contra la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual 2015-2018”, además de requerir datos concretos sobre “¿cuáles son los resultados del mencionado Plan en materia de disminución real de la prostitución desde su entrada en vigor”.

La iniciativa de la parlamentaria de IU parte de la idea de que “sin demanda, no habrá trata ni prostitución”, por lo que considera que “es necesario acabar con la prostitución y la trata de mujeres y niñas en España, que se ha convertido en un país de turismo sexual donde se abusa de ellas, explota y agrede”.

En este sentido, en la exposición de motivos de Isabel Salud -que es también la portavoz de Izquierda Unida en la Comisión de Igualdad, dentro del Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos- se incluyen datos concretos sobre este problema, incluido que nuestro país es el segundo europeo, después de Italia, “para comprar sexo”, donde “existen más de 15.000 burdeles y multitud de pisos privados en los que se estima que más de 45.000 mujeres ejercen la prostitución”, con cerca de “un 95% de ellas coaccionadas”.

Isabel Salud recuerda también que “la prostitución es uno de los negocios más lucrativos” en todo el Estado, “basado en la violencia y en la relación de dominación hacia las mujeres. Una vulneración de los derechos humanos y un problema muy grave que debe abordarse sin demora”.

Contra la represión y caza de brujas en el Estado español. Seguimos en Pie.

Ante la represión nuestra solidaridad. Absolución 13 rosas. Contra la represión y caza de brujas en el Estado español. Seguimos en Pie.


lunes, 7 de noviembre de 2016

7N CONTRA LAS VIOLENCIAS MACHISTAS


Tras el éxito del año anterior, organizaciones feministas convocan de nuevo la protesta para exigir el fin de los feminicidios y pedir que este tema sea considerado una cuestión de Estado. En lo que va de año, 37 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas.

Después de la primera marcha contra la violencia machista que tuvo un éxito histórico, éstas regresan un año después a las calles de Madrid para reclamar que esta lacra se convierta en una cuestión de Estado y gritar "ni una más". Este lunes 7 de noviembre, las organizaciones feministas exigirán el fin de la violencia contra las mujeres y, de nuevo, este año también se espera que la acogida sea masiva.


viernes, 4 de noviembre de 2016

Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres

La política y la cultura patriarcal es la responsable de que las mujeres sigamos soportando una violencia que no cesa. El neoliberalismo se ha convertido en correa de transmisión de los poderes fácticos, la socialdemocracia ha investido al capitalismo más feroz. Por eso, la izquierda tiene que reivindicar, con mucha más fuerza, que la violencia contra las mujeres es una prioridad política y no una nota irrelevante de los discursos.

No sólo el trágico balance de asesinatos en lo que llevamos de año en nuestro país, demuestra que la violencia sexista sigue asentada como parte normalizada de la “convivencia”; sino que los datos específicos y concretos de manifestaciones violentas contra las mujeres, nos llevan a concluir que los gobiernos no responden adecuadamente contra esta lacra. La violencia agrede la vida de las mujeres en todos los espacios, en todas las situaciones sociales, territoriales, culturales, incluso económicas. La violencia recorre nuestras vidas; el uso de nuestros cuerpos (explotación sexual, prostitución, vientres de alquiler,..), incluso algunos, pretenden regularlo y normalizarlo.

Las instituciones y a los gobiernos, tienen que darse por enterados: no basta con Declaraciones Institucionales, tienen que hacer políticas reales y efectivas por la igualdad y contra la violencia de género. Tienen que destinar esfuerzos y presupuestos suficientes para, que social e institucionalmente, exista Tolerancia Cero contra la desigualdad y la violencia contra las mujeres.

Sólo una sociedad fundamentada y asentada en la igualdad real, impediría que la crisis económica pudiera servir de pretexto o explicación de que en todos los lugares del mundo, las mujeres sigamos teniendo menores salarios en iguales trabajos y menos oportunidades; que la mayoría de las responsabilidades domésticas y de cuidados recaigan sobre nosotras; que la representación en los ámbitos públicos sea todavía hoy noticia; que la Historia siga siendo contada de forma sesgada y que el reconocimiento de nuestras aportaciones, siga escondido en sus rincones; que la cosificación de las mujeres con fines comerciales esté patentada; que la explotación sexual de mujeres y niñas esté permitida como forma de riqueza y que la feminización de la pobreza siga siendo un marcador de la desigualdad.

El feminismo es imprescindible en una alternativa política global e integradora, en la que los seres humanos tienen la posibilidad de vivir y convivir bajo los modelos de libertad, respeto, justicia e igualdad. 

Desde IU defendemos ese modelo de sociedad. Desde IU seguimos y seguiremos luchando porque el principio de igualdad sea un objetivo irrenunciable al que la izquierda real y transformadora ni quiere ni puede renunciar.

¡BASTA de VIOLENCIA contra las MUJERES!